27/9/21

 POSICIÓN DEL COMITÉ NACIONAL DE PRESOS POLÍTICOS Y DE GUERRA DEL PERÚ

“MAOÍSTAS VIRTUALES” MÁS VIRTUALES QUE NUNCA


El Presidente Gonzalo ha partido físicamente y hay quienes pretenden pescar a río revuelto buscando separar a nuestra jefatura de la camarada Míriam, miembro del Comité Permanente Histórico, aislarlo del Comité Central elegido en el I Congreso del PCP, apartarlo de la nueva hornada de jóvenes y masas combativas que han defendido contra viento y marea su lucha política y demandado su libertad.

Desde su plácido hueco en un rincón del mundo, algunos elementos sin ningún empacho han empezado a usar el sello del Partido Comunista del Perú, a cambio del nombre que usaban: “mpp”, para firmar algunos de sus papeles llenos de bravatas y palabrería hueca sin ton ni son. Traficando con la muerte del Presidente Gonzalo, pretenden idolatrarlo como santón en estampita bendita, para negar el pensamiento gonzalo, la aplicación creadora del marxismo-leninismo-maoísmo a la realidad peruana y mundial en más de 60 años de infatigable brega comunista. Y denigran a su esposa, la camarada Míriam para encubrir su oposición al Presidente Gonzalo como hizo la derecha en China atacando a Chiang Ching para golpear al Presidente Mao.

Congelando al Presidente en el año 92, niegan todo su desarrollo posterior y su lucha de comunista hasta el fin; escupen al cielo y el escupitajo les cae en la propia cara. Cuando escindieron en los años 90 y fueron despanzurrados y aplastados por el Presidente Gonzalo y la izquierda del Partido, nuestra jefatura los calificó como el enano de la venta del Quijote o como insignificantes chajuallas que solo saben hacer mucha bulla. De ellos en el Perú no quedó uno ni para muestra. Su cabeza principal, Feliciano, se convirtió en un felón que se pasó con botas y todo al campo de la contrarrevolución, y su otro “maestro” José renegó del Partido y hasta acordó el aniquilamiento del Presidente Gonzalo.

¿Dónde han estado y están los que se llenan la boca de insultos y vacían de ideas su cerebro? Nosotros los prisioneros políticos de ayer y hoy, los comunistas y revolucionarios peruanos de siempre estamos aquí enfrentando organizadamente la campaña macartista e inquisitorial de la reacción peruana, aquí peleando donde las papas queman, no en una nube virtual alardeando de fantasías fuera de la realidad. Bien los desenmascaró el Presidente Gonzalo cogiendo a Marx: han reemplazado la lucha de clases por el movimiento fantástico de sus cabezas.

Ahora estos elucubradores vuelven a las andadas para usufructuar el prestigio del Partido Comunista del Perú. Ya desde el 93, el Presidente Gonzalo les enrostró que son los alibabá que pretenden robar el tesoro del Partido usando el sésamo de su detención. Pero nunca pudieron hacerlo, menos ahora cuando el PCP desarrolla y el Presidente aun muerto, hasta con su propio cuerpo, sigue ganando batallas desenmascarando la podredumbre y crisis general del Estado peruano y uniendo a los revolucionarios del mundo.

El único Partido Comunista del Perú es el creado en 1928 por Mariátegui, reconstituido por el Presidente Gonzalo quien dirigió la heroica guerra popular del Perú hasta 1992 y dirigió luego la lucha política por su segunda reconstitución defendiendo el Partido y la guerra popular en función de la revolución socialista y nuestra meta luminosa, el comunismo. El Presidente Gonzalo enarbolando y aplicando el marxismo-leninismo-maoísmo ha llevado adelante la segunda, tercera y cuarta etapa del Partido y nos ha señalado el rumbo a seguir. Los comunistas y revolucionarios peruanos, aprendiendo de él y encarnando su pensamiento, marchamos unidos enfrentando la persecución, cárcel y muerte sirviendo al pueblo de todo corazón.

Nuestro blanco es el Estado peruano y el sistema imperialista, pero si nos atacan de otros lados responderemos prestos en defensa de nuestra jefatura, en defensa de nuestro Partido, de su dirección, de la camarada Míriam y en defensa de nuestra revolución.

Perú, 27 de setiembre del 2021.




1 comments :

La lucha será por una nueva Constitución del pueblo al pueblo

Reply