PREVARICADORES Y GANAPANES CONTRA LA CLASE Y EL PUEBLO




Persistiendo en la indeclinable lucha por la humanidad, el Dr. Abimael  Guzmán R., Pdte. Gonzalo, no ceja en la defensa de la justa y correcta  lucha que encabezó por la real emancipación de nuestro pueblo. Por tal razón ante la evidente parcialización de los miembros de la Sala que pretenden vincular al Partido Comunista del Perú  con el  narcotráfico, con esos que envenenan a nuestro pueblo, como parte de una proterva y siniestra ofensiva  dirigida principalmente contra él,  los  ha desenmascarado una vez más precisando que son unos prevaricadores y ganapanes.

En esta ocasión los señores de la Sala quisieron hacerles consentir a los acusados, la mayoría miembros de la dirección del Partido Comunista del Perú, la testificación del general Zúñiga,  miembro del GEIN  del año 92, contra quien la defensa de los acusados presentó tacha por su falta de imparcialidad debido a que estuvo en la detención y últimamente fue condecorado por ello. En tal sentido era obvio que persistiendo en la campaña que vienen montando contra el Partido Comunista del Perú, este General solo iría a continuar con aquella, por tal razón fue justa la tacha y ante el rechazo de la Sala  que definió a pesar de todo que declarase el testigo, el Dr. Guzmán  exigió que se le dé el uso de la palabra en reiteradas ocasiones, pues la Sala se negaba a aceptar su justo pedido, más aun se sentía presionada por la libertad de la Dra. Martha Huatay en días anteriores,  a lo que se sumaba también la presencia de los medios de comunicación. Estaba por tanto puesta a prueba la Sala y  no cedió en lo más mínimo al pedido del Doctor, pretendiendo así demostrar “firmeza” en el cumplimiento de sus normas.     

Sin embargo, el Dr. Guzmán, consciente de la ofensiva anticomunista le salió al frente, persistió en que le permitan hablar  y al ser expulsado de forma grosera y brutal, hizo lo que corresponde  a un comunista, denunciar y desenmascarar lo que están haciendo, les dijo sus verdades a esa Sala, demostrándoles que carece de imparcialidad, autonomía  y que se ha sumado a la gran ofensiva  montada por el Estado peruano encabezado por el presidente Kuczynski, contra los acusados; lo que prueba una vez más que ese juicio es una farsa que los de arriba, los opresores y explotadores defienden y propagandizan  con gran pompa para que el pueblo se trague semejante patraña, pero siempre la seguiremos enfrentando, a la vez que la misma práctica  social va enseñando al pueblo que su camino es nunca dejar de  luchar, que la huelga es la escuela forjadora de la clase y  aplicando su justa protesta de la cual el Partido aprendió y  desarrolló, persiste en luchar por sus derechos fundamentales.






Previous
Next Post »