EL FANTASMA DEL MOVADEF

Un fantasma recorre el país, el fantasma del Movadef. La diversa gama de organizaciones políticas, los diarios nacionales, los  canales de televisión, en fin los medios de comunicación masiva y el propio Presidente de la República usan el sambenito de "terroristas del Movadef" para criminalizar la lucha popular y perseguir cualquier oposición al capitalismo.

Desde que hiciera su aparición el 2009, este movimiento buscó desenvolver la lucha política planteando entre sus objetivos centrales la lucha por los derechos fundamentales del pueblo y la amnistía general para civiles, militares y policías participantes en la guerra interna vivida en los años 80 y 90 del siglo pasado. Para inscribirse como partido político recolectaron más de 340 mil firmas y formaron los comités regionales necesarios, cumpliendo con los requisitos legales de las leyes peruanas. En la parte final de la inscripción, cuando las firmas habían sido validadas por el órgano electoral correspondiente, la grita de la derecha presionó en todos los tonos para impedir la inscripción arguyendo que "el pensamiento gonzalo" que asumía el Movadef era una ideología terrorista y por tanto no podía participar en la llamada democracia peruana, pese a que esta organización no había cometido ningún acto violento. Era claramente una persecución a las ideas revolucionarias que la juventud de esta organización iba sembrando.

Pero no bastó que ilegal e inconstitucionalmente se impidiera su participación política, sino que comenzó una sistemática persecución política contra los comunistas, los marxista-leninista-maoístas, pensamiento gonzalo, los revolucionarios,  luchadores sociales y consecuentes demócratas, persecución extendida al pueblo que prosigue intensamente en la actualidad llegando incluso a gobiernos regionales inconvenientes al gobierno. 

Como bien se ha dicho, ahora existe en el país una persecución política macartista e inquisitorial y una negación del derecho de los comunistas a existir. Y esa persecución se mostró nítida en la redada del 9 de abril cuando se dispuso la detención de 34 activistas, reales o supuestos, del Movadef a nivel nacional, personas todas que desenvolvían su labor legalmente, con trabajo y domicilio conocido, en las que destacaban 5 abogados defensores de Abimael Guzmán, de otros presos políticos y de diversos sindicatos, 6 jóvenes revolucionarios (de ellos 4 mujeres), un conocido cantautor, 8 profesores y otros obreros y trabajadores, incluidos algunos que ni eran miembros del Movadef. El escandaloso operativo contra personas que en su mayoría eran de la tercera edad (el Dr. Fajardo acababa de salir de un estado de coma) se desbarató a los 15 días cuando el juzgado dictó prisión preventiva solo para 6 personas acusadas del “delito” de tener gran cantidad de documentos políticos, incluida una joven artista acusada de ¡haberse tragado un chip telefónico! al momento de su captura.

Esta abierta persecución por ideas ha sido registrada por muchos personajes de la política peruana.

El exministro Fernando Rospigliosi afirmó que el golpe al Movadef era una cortina de humo “maniobra propagandística del Gobierno … desproporcionada …”, Juan Sheput, dirigente de Perú Posible, sostuvo que “la detención … era un exceso”, el analista Antezana escribió que “el espectacular y exagerado Operativo Perseo no se justifica”, el periodista Raúl Wiener planteó que era una “tremenda cortina de humo”, el analista Carlos Tapia afirmó que hay “una fuerte persecución ideológica”, César Lévano, director del diario La Primera escribió que “la redada … si no es un torpe recurso psicosocial, puede ser el preludio de una vasta represión macarthista”, el periodista Gustavo Gorriti dijo que fue “efectista y errada”, César Hildebrandt, director de Hildebrandt en sus trece, rechazó la “fallida pesquisa” y el periodista Álvarez Rodrich dijo que espera “que quede claro que en el Perú no se persigue a nadie por sus ideas sino por sus acciones de terrorismo”. Es de destacar lo que Gorriti escribió: “Los que quedan en prisión buscan condiciones más dignas de encierro; y los que han salido en libertad, reclaman la posibilidad de ejercer derechos básicos, como el de trabajar y expresarse libremente. Mientras sea un ejercicio pacífico y legal de esos derechos, ¿qué razón hay en denegarlos?” y que se puede “negociar … a cambio de claras ventajas para la sociedad y el Estado”. Sheput incluso planteó la conveniencia de “llegar a acuerdos políticos” y citando a Alan Wolfe dijo que en “la lucha fallida contra el terrorismo … la peor torpeza radica en negarse a negociar con ellos o impedir que se introduzcan a la legalidad”.

Pero además, la reaccionaria periodista Cecilia Valenzuela registró el fracaso del “deficiente operativo”, dijo que fue “un tiro por la culata” y se espantaba porque “La última encuesta de Ipsos Perú revela que el 22 % de la población piensa que el Movadef es un movimiento independiente que no forma parte de SL”. Y hasta el abogado anticomunista Marcos Ibazeta señaló que “la Fiscalía acusó sin pruebas contundentes”. Añadir a esto que las únicas encuestas al respecto hechas por dos diarios, La República y Trome, dieron resultados ampliamente favorables a la libertad de los detenidos.

Lo real es que la acusación fiscal no tiene sustento para acusar de algún delito a este Movimiento. Su afirmación de que el Movadef es lo mismo que Sendero no se la creen ni los propios fiscales, que están tan despistados que hablan de Partido Comunista Peruano en vez de Partido Comunista del Perú que es el nombre que corresponde. En cuanto a financiación del Movadef por el terrorismo y el narcotráfico es una imputación de un colaborador eficaz (soplón policial) que nunca se probó  y por el contrario se desbarató por las propias autoridades militares de la Base Naval del Callao como bien lo recordó el periodista Gustavo Gorriti.

                En las redes sociales son muchos los pronunciamientos en contra de esta persecución política, tomando importancia los pronunciamientos del extranjero, como en el caso de dos centrales de trabajadores de Argentina y Chile que representan a cientos de miles de trabajadores y la solidaridad llegada de Europa. Y es que, pese a quien le pese, la figura del Dr. Abimael Guzmán es ampliamente reconocida en muchos lugares y el que se detenga a sus abogados de una manera tan burda, genera apoyo en muchas partes. A esto se agrega la muy importante difusión por internet del libro "Memorias desde Némesis" a nombre de Abimael Guzmán Reinoso y Elena Yparraguirre Revoredo, justo en momentos de la mayor persecución política a los comunistas peruanos. El libro es voluminoso y los analistas se preguntan cómo logró ser escrito y salir de la Base Naval del Callao, una las cárceles más seguras del mundo. Su contenido está siendo estudiado por muchos y ya empezó en el canal 9 a ser debatido públicamente por el general Caro y el periodista Mario Saldaña. Evidentemente esto continuará por buen tiempo pues el libro trata del proceso de la Reconstitución del PCP, de las condiciones que hubieron para iniciar la lucha armada y cómo se preparó el PCP para ello.

                La fobia propagada contra el Movadef está llegando a exageraciones inconcebibles. Ante un evento cultural en la Universidad Federico Villarreal de conmemoración a José Carlos Mariátegui, el Comando Universitario Aprista sabotea violentamente el acto acusándolo de estar el Movadef tras él. El procurador Galindo sin prueba alguna afirma que Movadef tiene 243 activistas en la universidad San Marcos. Frente al paro magisterial convocado por el Sutep (dirigido por Patria Roja) se tilda de senderista esta movilización. Cuando un sector magisterial forma un nuevo sindicato llamado Fendep, se lo acusa de ser del Movadef. Frente a la lucha de los universitarios de Ayacucho, la prensa difunde que el Movadef está detrás y que también dirige el Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho. En la región de Tumbes acusan al Presidente regional de senderista y que su gestión ha contratado senderistas en el magisterio (lo cierto es que los exprisioneros trabajan en los diferentes sectores particulares y estatales de todo el país como lo establece la Constitución). También se afirma que esta organización está detrás de las protestas contra la nueva Ley Universitaria y por otro lado los rectores afirman que Movadef está de acuerdo con esta ley ¡en sus pugnas ambos bandos acusan uno al otro de estar con el Movadef!
En Cajamarca la prensa difunde lo que sería una base del Movadef, en Arequipa igual dicen que hay más de 50 activistas, en Chiclayo dicen que hay cientos de estos activistas encabezando grandes sindicatos y otros actuando en sitios "inaccesibles", los mismos que estarían a punto de ser detenidos, en Ancash los del Movadef estarían encabezando la lucha universitaria, en la Parada la propia alcaldesa dijo que el Movadef era el culpable de la violencia desatada allí. En fin ¡dónde no estará el Movadef! Es un fantasma ubicuo que crece más mientras más se le persigue. 

                Con esta persecución pretenden que nadie cuestione su orden capitalista establecido y seguir criminalizando la lucha popular. Ese es un vano sueño reaccionario que en todas partes han querido imponer y jamás podrán hacerlo. La represión no puede desaparecer las ideas y siempre lo nuevo termina por imponerse sobre lo viejo. La ceguera histórica de las clases dominantes peruanas impide que la sociedad peruana avance en democracia y desarrollo, conservando una falsa democracia que mantiene los privilegios de los ricos y poderosos. La pobreza y extrema pobreza siguen pese a su cacareada inclusión social, el Perú sigue en los últimos lugares en el mundo en educación, está a la cola en cuanto a derechos de los trabajadores en la región, la desigualdad ha crecido pese a los logros económicos de los que al pueblo solo le han dado migajas. Y cuando una nueva organización política se forma para defender los derechos fundamentales del pueblo se la acusa de “terrorista” y se la persigue. ¿Qué se teme? ¿Qué los jóvenes la sigan? La persecución política será derrotada y tarde o temprano se abrirá paso la construcción de un nuevo Perú.

Colectivo Trabajo
Junio del 2014


19 de Abril del 2014 | 289 votos

¿Cree usted que se debería liberar a dirigentes del Movadef recientemente detenidos?







Encuesta de Diario El Trome
22/04/2014
SI………482 encuestados…….31%
NO….1, 072 encuestados….69%
Cantidad de votos: 1554


Previous
Next Post »