MUJER, LATIDO INAGOTABLE DE LA HISTORIA

MUJER, LATIDO INAGOTABLE DE LA HISTORIA

Este 8 de marzo se celebra en el mundo el Día Internacional de la Mujer.
Para el pueblo significa valorar el papel de la mujer obrera y trabajadora. No olvidar que esta celebración fue establecida en 1910, a propuesta de la dirigente  socialista Clara Zetkin, esos son sus orígenes. Ante el reconocimiento cada vez mayor de esta celebración, la ONU en  1975 acordó que el 8 de Marzo sea declarado Día Internacional de la Mujer.
Pero bien sabemos que hay mujeres y mujeres, mujeres burguesas y mujeres proletarias, que hay feminismo burgués y feminismo proletario y que no podemos homenajear a las mujeres explotadoras y opresoras que representan al capitalismo y al imperialismo como las Melania Trump o las Keiko Fujimori, las Susana de la Puente y las Mercedes Araoz.
El pueblo rinde homenaje a las mujeres que han luchado y luchan por un mundo mejor. En el mundo rendimos homenaje desde Hipatia de Alejandría a Rosa Luxemburgo, Krupskaia, Liu julan, Chiang Ching y en nuestro país homenajeamos a Micaela Bastidas, Ventura Ccalamaqui, María Parado de Bellido, Augusta La Torre y tantas otras mujeres que entregaron sus vidas por la emancipación de nuestro pueblo. También rendimos homenaje a las mujeres coraje de la actualidad como Evangelina Chamorro que son capaces de enfrentar y salir adelante contra las maldades del capitalismo. En especial saludamos por su infatigable brega a la compañera Elena Yparraguirre y demás prisioneras políticas peruanas así como a tantas mujeres  que en la India, en Filipinas, en España y  en todo el mundo siguen luchando desde la prisión con la moral en alto defendiendo al proletariado y el pueblo.
LA EMANCIPACIÓN DE LA MUJER, BANDERA PROLETARIA MARXISTA-LENINISTA-MAOÍSTA.
Desde la aparición de las clases sociales, la mujer ha luchado junto al hombre por un mundo mejor. Con la aparición del proletariado y la lucha por el socialismo va a establecer y desarrollarse el marxismo, la ideología del proletariado, hoy marxismo-leninismo-maoísmo. Y la mujer va a especificar su bandera de lucha: Por la emancipación de la mujer, como parte de la emancipación del proletariado.
La “liberación femenina”, la “equidad de género”,  “yo sé cuidar mi cuerpo”, y posiciones similares no son sino expresión del feminismo burgués que apunta a la cuestión de sexo y, en los hechos, defiende el sistema capitalista. Y es que con campañas burguesas como las de ¡ni una menos! nunca se emancipará la mujer ni del hombre ni de nada.
VIOLACIÓN A NIÑOS, FEMINICIDIO, POBREZA, PROSTITUCIÓN, CORRUPCIÓN GENERALIZADA Y TANTAS OTRAS ATROCIDADES, ¡ESO ES EL CAPITALISMO!
A diario los medios de comunicación informan de graves noticias:
·        Niña de 11 años violada, asesinada y quemada por un degenerado producto de esta sociedad.
·        Joven violada y degollada por resistirse a la violación, por un depravado desocupado y drogadicto propio del sistema capitalista.
·        Niñas en extrema pobreza prostituidas, ilusionadas y engañadas por falsos trabajos para salir de la miseria.
·        Pagos de la empresa Odebrecht de 300 mil dólares a la banquera Susana de La Puente para apoyo de la campaña de PPK, de 1millón 200 mil dólares para apoyar la campaña de Keiko Fujimori, de millones de dólares a Nadine Heredia para la campaña de Ollanta Humala y similar para la contrarrevocatoria a Susana Villarán, festín electorero con  la sangre y sudor del pueblo trabajador.
·        Alza de precios de pasajes hasta de 300 % contra madres, niñas y población en general al inicio del año escolar debido a la llamada ley de la oferta y la demanda para multiplicar ganancias a las empresas.
·        Proyecto de ley contra estudiantes mujeres y varones a los que se pretende hacer trabajar sin pago alguno.
Todo ello es porque esta sociedad se basa en el lucro, la ganancia, el individualismo a costa de la explotación de la clase obrera y los trabajadores, como demostrara Carlos Marx.
SOLO CON EL SOCIALISMO SE PODRÁ ACABAR CON LA EXPLOTACIÓN Y OPRESIÓN INICUAS CONTRA LA MUJER Y EL PUEBLO, CONTRA EL FEMINICIDIO, LA PROSTITUCIÓN, LAS VIOLACIONES Y LAS CALAMIDADES
Ahora con el capitalismo, el obrero que trabaja se empobrece y el burgués que no trabaja se enriquece. Con el socialismo, al confiscarse los medios de producción de los capitalistas que pasan a manos de la clase obrera, el trabajo se libera. Ya no será el trabajo detestado al servicio del burgués sino el trabajo deseado al servicio del pueblo. Al quitar la base de la explotación capitalista se irá acabando la pobreza, el hambre, la opresión, la humanidad se irá emancipando y la mujer se emancipará como parte de ella.
¿Qué prostitución y delincuencia se va a desarrollar si para todos hay trabajo que los beneficia directamente? ¿Qué feminicidios y violaciones van a prosperar si se termina la opresión contra la mujer y se respeta su condición de igualdad plena con el hombre, si se anula la pornografía y tantas otras perversidades producto del sistema capitalista? ¿Qué niños quemados vivos va a haber por estar encerrados en casa, alumbrados con vela, mientras los padres trabajan por una miserable paga, si habrá real protección a la niñez, guarderías, educación, vivienda y salud universal verdaderas? ¿Qué alza de precios va a haber si se planificará la economía y habrá control de precios en beneficio del pueblo?
El socialismo es un sistema muy superior. Ya fue comprobado y permitió avances nunca vistos en la humanidad: trabajo pleno para las masas y fin de la desocupación, real igualdad entre hombre y mujer, vivienda, salud y educación para todos, fin de la pobreza para los pobres y de la insultante riqueza para los ricos, disminución sin igual de la delincuencia y prostitución rumbo a su desaparición, protección plena a la niñez que es la esperanza de la humanidad, a la mujer flor del jardín del pueblo que siembra lo nuevo, a la vejez que consumió sus energías en el trabajo realizado. Esto y mucho más nos ha dado el socialismo en corto tiempo. Y si los países socialistas no pudieron mantenerse fue porque lo nuevo siempre tiene fracasos pero vuelve a luchar, a fracasar de nuevo y así hasta la victoria final. Esa es la ley del pueblo y ni el revisionismo ni el imperialismo con su acción contrarrevolucionaria podrán impedirla.
Por todo esto, en este 8 de marzo que saludamos y homenajeamos a la mujer del pueblo, enarbolamos más alto nuestras consignas clasistas:
                                                                  ¡ABAJO EL CAPITALISMO!
                                                                    ¡VIVA EL SOCIALISMO!

Marzo 2018                                                                                                               Escuela 8 de marzo

Previous
Next Post »