Reproducimos pronunciamiento del PCP por su 88 Aniversario

¡Proletarios de todos los países, uníos!

POR EL 88 ANIVERSARIO 
DEL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ
¡VIVA EL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN!

I. El Partido Comunista del Perú viene pugnando tenazmente por salir de la derrota desde la detención de su Presidente, el Presidente Gonzalo, Jefe del Partido y la Revolución, a quien extendemos nuestro más hondo y profundo sentimiento de clase y reconocimiento a su condición de más grande marxista-leninista-maoísta viviente. Y ante quien expresamos nuestro firme compromiso de persistir en la lucha por su libertad.

Es dentro de este largo proceso de 24 años que el Partido se desarrolla con éxitos y reveses, un éxito evidente ha sido el remontar y superar el desequilibrio. Ante este pequeño pero significativo avance en su desarrollo y vinculación con las masas, la facción más recalcitrante de la gran burguesía peruana montó una nueva ofensiva reaccionaria iniciada en torno al día de la captura. Esta se libra en todos los frentes y persigue el objetivo de destruir el Partido e impedir revolución.

De ahí que apliquen desprestigiar la revolución y a los revolucionarios pretendiendo aislar al Partido de las masas y de toda la sociedad. De ahí que distorsionen la realidad de que hace 24 años la guerra terminó y que en todo este período el PCP vive su IV Etapa de lucha política sin armas insistiendo en la libertad de todos sus dirigentes, militantes, combatientes y masas que participaron en la guerra popular marxista-leninista-maoísta, pensamiento gonzalo de los años ochenta, el más trascendente hecho de la historia de lucha de nuestro pueblo.

Conocido es y cada vez más comprendido que, además, el Partido sigue manteniendo su política fundamental de solución política, amnistía general y reconciliación nacional luchando por la libertad y la restitución de los derechos fundamentales y del pueblo, forjándose en medio de esta lucha para las jornadas por venir.

II. En esta nueva ofensiva reaccionaria contrarrevolucionaria convergen diversos intereses particulares, parte de los cuales aquellos que, una vez más, usan el fantasma del llamado “terrorismo” para zozobrar y alarmar a la población inventando un “resurgimiento” de la guerra, una condición de “peligro” o “amenaza” social, y con esto ocultan sus problemas internos y exigen demandas concretas al nuevo régimen.

El PCP denuncia el uso del justo y necesario homenaje de los familiares de los camaradas y compañeros asesinados en el genocidio de junio del 86. Treinta años después recordar, hacer memoria, memoria de clase, memoria del pueblo: El Estado peruano secuestró los cadáveres al día siguiente de los hechos y nunca los entregó a sus familiares, desperdigándolos por todo el país, los enterró secretamente con un NN en el nicho. El Estado ha mantenido los restos en cajas de cartón en los sótanos de la Fiscalía de la Nación luego de exhumarlos por disposición de la CIDH quien sentenció que se debe dejar de entrabar las investigaciones, los juicios y las sanciones. Los familiares han recibido solo pedazos de huesos de sólo 7 personas, y de su propio peculio han construido humildemente un lugar a donde ir a recordarlos. Son 250 asesinados en un solo día y solo han podido levantar 50 nichos, de los cuales llevaron solo 7 en honda esperanza de tenerlos por fin a todos en un santo sepulcro popular. El Estado tenía la obligación de enterrarlos, no lo hizo y peor, no dio un centavo. Los familiares acudieron al Comité Internacional de la Cruz Roja a rogar que les donaran cajones de sepultura y obtuvieron 7. Los familiares solicitaron a la Fiscalía la entrega de los cuerpos y recibidos solicitaron la exoneración de impuestos al Municipio para sepultarlos. Los familiares, sus abogados y amigos hoy están siendo perseguidos como si hubieran cometido un delito al enterrar a sus muertos.

Ayer demolieron el Pabellón Azul y el Pabellón Británico del Frontón y Lurigancho con los prisioneros políticos dentro, hoy pretenden demoler otro pabellón con los mismos prisioneros políticos dentro pero muertos.

¡Esto es un nuevo acto de barbarie que el PCP condena y repudia!

No es azar que así actúen cuando precisamente 30 años después de multitud de maniobras entrabadoras se lleva a cabo el juicio contra los responsables del más execrable crimen de la guerra contrasubversiva. El PCP denuncia que con esta manipulación perversa de los hechos del homenaje se busca encubrir y justificar. Encubrir el genocidio del 18 y 19 de junio de 1986 perpetrado contra 250 prisioneros de guerra, del cual eximen la responsabilidad del Estado en la política genocida aplicada en toda la guerra contrasubversiva, específicamente desde el ingreso de las Fuerzas Armadas en diciembre del 82. Justificar que estuvo bien cometer ese crimen porque eran “terroristas”, “violentistas” y “subhumanos”, que no merecen ni siquiera un lugar en la tierra para enterrarlos, esto lo vienen pregonando a través de sus medios de comunicación monopolizados sembrando una opinión pública a favor de los genocidas y en contra de los revolucionarios. Maniobra que también condenamos y repudiamos.

III. Tampoco es casualidad que precisamente se haya comenzado a ver el juicio oral sobre el genocidio de 41 prisioneros de guerra en el penal de Canto Grande. Juicio en el cual también se exime la responsabilidad del Estado en su política genocida. No fue un solo hecho contra las prisiones, fueron los cuarteles de Los Cabitos, de Totos, de Huancavelica, de Huánuco, del Mantaro, donde prisioneros que capturaban eran prisioneros desaparecidos o hundidos en fosas comunes sin nombre. Fueron los prisioneros de guerra del Pabellón Británico de Lurigancho en Octubre del 85 donde cañonearon e incendiaron dejando 30 asesinados en la propia capital. ¿Por qué ocultar esta política genocida del Estado peruano contra los revolucionarios? ¿Por qué eximir la responsabilidad de cada uno de los gobernantes de turno: Belaunde, García Pérez y Fujimori? Simple y llanamente para encubrir y justificar impunemente estos horrendos crímenes.

IV. Parte de esta misma nueva ofensiva reaccionaria es la persecución contra los ex prisioneros políticos que trabajan honradamente para llevar un pedazo de pan a su familia, montando campañas en contra de su reincorporación social a fin de que los expulsen de cualquier centro de labor. Se promueven modificaciones legales para excluirlos ya no solo de la docencia sino también de la administración y de los centros de salud o para prohibirles la continuación de sus estudios.

Han llegado al colmo de negar el más elemental derecho que asiste a una persona como es el tener un lugar de entierro, ensañándose en forma vil y abyecta con el Presidente Gonzalo, no les basta con tenerlo ilegalmente en el mayor aislamiento absoluto y perpetuo en una prisión militar hace casi 25 años y con 81 años de edad y se proponen hundirlo en el mar o en una fosa desconocida. Es que el Presidente Gonzalo sigue siendo ejemplo vivo de convicción inalterable en el marxismo-leninismo-maoísmo, en el Partido Comunista y la Revolución Proletaria Mundial. Papel que se hace más palmario cuanto mayor tiempo enfrente enhiesto e inquebrantable los más viles ataques de la reacción.

El Partido Comunista del Perú condena y repudia este protervo plan contra el Presidente Gonzalo y sale en su defensa firme y decidido de su papel histórico como el más grande marxista-leninista-maoísta viviente.

V. Con este mismo fin las fuerzas  más conservadoras  y retrógradas de la gran burguesía peruana han promovido nuevos juicios y anuncian como diez contra todos los dirigentes del Partido, impidiendo también la libertad de quienes ya cumplieron sus penas de 25 años para imponerles a todos cadena perpetua en todos los nuevos casos. Creen que de esta manera desprestigiarán la Revolución y los revolucionarios. No se trata entonces de justicia sino de odio de clase de los explotadores y opresores del pueblo, de los dueños del capital que no quieren perder sus insultantes ganancias. No se trata de justicia sino de otra maniobra política del Estado reaccionario.

¡El PCP condena y repudia esta nueva y abyecta maniobra de farsa de juicios y sale en defensa de la Revolución y los revolucionarios!

La revolución proletaria, el socialismo y el comunismo no son una utopía sino una imprescindible necesidad de los miles de millones de masas en el mundo, que viven cada vez más conscientes del carácter burgués y capitalista de este sistema que los hunde en la desocupación, la miseria y la negación más absoluta de derechos y libertades democráticas. Tarde o temprano en una sociedad de clases la revolución se expresará y veremos olas revolucionarias más altas que las que vivió el extraordinario siglo XX, siglo de la revolución socialista. Sueñan quienes creen que el marxismo ha caducado, el marxismo es la única arma ideológica, científica y verdadera que provee la comprensión de la lucha de clases, la construcción de la revolución y la marcha al socialismo. El largo camino recorrido de triunfos y fracasos ha alimentado a la revolución socialista con lecciones principalmente positivas y de los errores ha extraído verdades más altas a plasmar.

La reacción y el imperialismo se debaten en medio de una crisis económica mundial, la más grave y extensa del sistema capitalista en imperialismo y globalización. Y las potencias imperialistas traman una nueva guerra mundial de rapiña para repartirse el mundo nuevamente. Este panorama mundial de antesala de guerra hará madurar la Revolución Proletaria Mundial.

VI. En el Perú se vive un proceso de reaccionarización del Estado peruano derivado de la imposición del neoliberalismo capitalista explotador, y las fuerzas proletarias y populares pugnan por la restitución de los derechos y libertades democráticos conculcados. El camino del pueblo requiere avanzar basándose en sus propias fuerzas y en el poder de su organización, por eso es importante la movilización, politización y organización de las masas bajo las banderas del marxismo-leninismo-maoísmo como ideología universal y del pensamiento gonzalo como aplicación de ésta, arma ideológica, estratégica y específica.

La propia Constitución Política del Perú señala el derecho de las personas a participar individual u organizadamente en la vida política del país, así como también plantea que hay libertad de opinión y de expresión. ¿Por qué habría de negarse la acción política de los marxistas? El PCP apoya y defiende el derecho de las organizaciones clasistas y populares a participar en la vida política del país, asimismo la decisión de que estas organizaciones están abiertas al diálogo y a asumir compromisos en pos del ejercicio de sus derechos constitucionales y en beneficio del proletariado, del pueblo y de la sociedad peruana en su conjunto. ¡El PCP rechaza que se impida la participación política de los organismos clasistas y populares!

VII. En América Latina el Acuerdo de Paz en Colombia ciertamente marca un hito del cual el Perú no puede ser ajeno. Por un lado, el aspecto de la construcción de la paz ha estado en manos de un estadista con visión histórica y obviamente sin dejar sus intereses de clase, en manos también de Cuba y su posición actual, en manos del Papa latinoamericano además, y también en las manos de fuerzas internacionales democráticas. Pero, la fuerza decisiva estuvo en manos de los propios combatientes revolucionarios, quienes en un contexto complejo adoptaron decisiones complejas. El Acuerdo de Paz se suscribió y es una realidad, no obstante también allá las fuerzas ultrarreaccionarias se opusieron a la paz y pugnaron por impedirla llegando a manipular vergonzosamente la voluntad popular. Únicamente un 32% participó en el referéndum siendo la mitad, es decir un 16% el que habría decidido el NO. ¡Cómo puede aceptarse esto como realidad! Esto es a todas luces una falsa realidad, ¿un 16% de ciudadanos representa el todo de una nación? Imposible, pero esa manipulación se vende al pueblo como verdadera. Así actúan las fuerzas más recalcitrantes de la reacción. 

Y ¿qué pasó con el nuevo gobernante del Perú? Viajó a apoyar el acuerdo de paz de Colombia, viajó a China a negociar con el Partido Comunista de China y declaró ante el mundo: ¡Demoler el mausoleo y sacar a los comunistas de sus tumbas! Aunque hipócritamente agregó “con respeto”. También dijo: “Dios enseña a perdonar, debemos aprender a perdonar”, pero a los pocos días ordenó ¡Que no se permita la participación política de ningún comunista! Tan erráticas posiciones confunden a la opinión pública y persiguen los mismos propósitos de la facción contendora. De esta forma mantiene la política persecutoria sin fin del Estado peruano obtuso y antihistórico de oponerse a cualquier solución política, amnistía general y reconciliación nacional. Solo saben de represión, una vez más. 

¡El PCP rechaza y repudia la política represiva y persecutoria del nuevo gobierno!

VIII. El PCP ante esta nueva ofensiva reaccionaria que rechaza, repudia y condena, emplaza al Estado peruano, a sus voces más conservadoras y recalcitrantes a que abiertamente reúna a todos los marxistas-leninistas-maoístas, pensamiento gonzalo vivos, presos o muertos en un lugar de la tierra o del mar y que nos extinga juntos con cámaras de gas, pues a esto están llegando al mantener la misma política genocida de tiempos de guerra en tiempos de paz. Primero, estamos en contra, pero segundo, no le tememos y persistiremos puño en alto luchando políticamente por la clase y el pueblo.

Hoy más que nunca el PCP se reafirma en desarrollar su lucha política, guiado por el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo, asumiendo la política principal y fundamental especificadas para hoy.

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ!

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO, 
GRAN DIRIGENTE HISTÓRICO MARXISTA-LENINISTA-MAOÍSTA!

¡VIVA EL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN!


Octubre del 2016 
Previous
Next Post »