(Video) PROCESO SORAS: PLAN REACCIONARIO PARA IMPEDIR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS


Nuevamente denunciamos y rechazamos, como lo hicimos desde el 2013, el proceso político del caso Soras cuyo fin ha sido impedir la libertad de los presos políticos que ya habían cumplido sus fines. Y, como esto no bastara, igualmente se fraguó y reabrió el caso Tarata que ya había sido juzgado y sus autores sentenciados.

Ahora que se han iniciado audiencias por el caso Soras reproducimos nuestras posiciones que fueron establecidas con claridad desde el 2013 y que se corroboran en los hechos:

¡ABAJO EL PLAN POLÍTICO REACCIONARIO DEL PROCESO SORAS!

I. PROCESO SORAS: PLAN POLÍTICO REACCIONARIO CONTRA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ


Este proceso implica:

1. Impedir la libertad de quienes han cumplido su condena, mediante nuevos juicios por hechos anteriores a la sentencia con orden de detención.

2. Juicio que, aparte de acusar por terrorismo y asesinato imputa violación de los derechos humanos, de las normas de la guerra interna y por delito de lesa humanidad. Y así, además de aplicar el Decreto Legislativo N° 046 sobre terrorismo y el Código Penal de 1924, pretende sancionar aplicando el Derecho Internacional Humanitario, el Estatuto de Roma y la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y los Crímenes de Lesa Humanidad.

3. Enjuicia por delitos de Lesa Humanidad, les permite aplicar la imprescriptibilidad de los mismos; y la condena por lesa humanidad implicará la negación de beneficios penitenciarios: amnistía, indulto y otros.

4. Este plan, en su concreción de nuevos juicios por delitos anteriores a la sentencia, hoy se nos aplica a nosotros, mañana a otros presos políticos y luego se generalizará a los presos comunes.

II. EL PROCESO SORAS NO TIENE SÓLIDOS FUNDAMENTOS

1. En cuanto a los hechos tiene afirmaciones que no podrá probar, por ejemplo, que el Comité Central acordó la acción. Sus testigos, por ejemplo, dicen que les contaron.

No existe parte policial de la época.

2. En cuanto a Derecho

- Se viola el principio de legalidad

- Recurre a la analogía expresamente prohibida

- Aplica retroactividad maligna

En síntesis el proceso no tiene sólidos fundamentos.”

“Desde que asumió el señor Juan Jiménez como primer ministro, planteó claramente la posición de la derecha peruana: “No se va a tolerar que ningún grupo extremista ni terrorista que ideológicamente busca la destrucción del Estado pueda incorporarse a la comunidad … les pido a todos que nos unamos contra el terrorismo, esta es la línea del gobierno.” Es decir, la persecución por ideas estaba declarada en su primer discurso ante el Congreso de la República de agosto del 2012.

Ese mismo año volvió a declarar: “Estamos trabajando una ley de custodia de seguridad que va a permitir que las personas que salgan de prisión condenadas por delitos de terrorismo puedan tener algún tipo de seguimiento… está saliendo el número 2 de Sendero Luminoso ya de prisión en junio del próximo año y queremos tomar todas las medidas para garantizar la seguridad a la población”. Aquí se proclama ilegalmente que seguirá el seguimiento apenas salgan en libertad pese a no intentarse ningún delito, solo por tener ideas diferentes….

Dijo también: “Trabajamos un paquete de medidas en el Gabinete para reenfocar la estrategia de lucha contra el terrorismo… las propuestas abordarán lo relacionado con la infiltración de facciones con apología terrorista en las universidades y evitar que personas condenadas por este delito sean liberadas de manera simple… la ley del negacionismo, presentada por el Ejecutivo para sancionar a quien promocione, promueva o niegue el accionar terrorista, constituye un gran aporte”. Esa es “la línea del gobierno”, persecución política a los marxista-leninista-maoístas, pensamiento gonzalo que alcanza hasta a todos los que cuestionen el sistema capitalista. Es persecución a la libertad de pensamiento y de expresión que condenamos y que también encuentra fuerte oposición en sectores democráticos que cuestionan su llamada ley de negacionismo….

Siguiendo estas orientaciones, Marisol Pérez Tello, presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso, en noviembre 2012, hablando sobre el negacionismo dijo: “Creo que hay otros caminos. Por eso hemos trabajado en la judicialización del Caso Soras… con este juicio Osmán Morote y otros terroristas pasarán más tiempo en la cárcel por asesinos.” “Esto puede permitir en términos de sentencias que, por ejemplo, Osmán Morote que iba a salir en libertad, si es que se le acredita su vínculo por autoría mediata pueda permanecer hasta 10 años más en prisión”. “Pensábamos que 17 años no iban a pasar nunca, pero ya pasaron y tenemos que estar listos”.

¡Clarísimo! Han buscado cualquier medio para impedir las libertades que se venían y ha sido el propio Congreso quien ha rebuscado e inventado el nuevo caso Soras que ya no tiene sentido pues en el megajuicio los dirigentes del PCP fueron juzgados y sentenciados por todos los hechos de la guerra interna desde 1980 hasta el 2000.

Pero quien más clara y torpemente sostiene la persecución política es el procurador Julio Galindo, quien en Buenos Días Perú y en canal N dijo: “Morote se pronunció después de 20 años de prisión, mientras mi maestro Abimael Guzmán, mis camaradas y compañeros permanezcan presos la brega por su libertad será obligación principal mía. Esto es bastante peligroso” “El solo hecho de decir que Abimael Guzmán es un filósofo yo creo que hay un exceso de calificación”. Y cuando la periodista le dice: “pero existe la libertad de expresión ¿no?”, Galindo responde: “hasta ahorita sí … Por razones muy excepcionales no le puedo decir qué acciones hemos tomado, lo que sí le quiero decir a usted que la Procuraduría ha tomado una acción concreta sobre ese tema de los que salen próximamente” Periodista: “porque ellos ya cumplieron su sentencia …” Galindo: “desde el punto de vista constitucional, pero vamos a ver qué pasa pues” Periodista: “pero ¿cómo pasa? ¿vamos a trasgredir la ley?” Galindo: “no, nunca”. ¡Ahí quedó al descubierto su maniobra! No tenían otra opción que una salida inconstitucional y eso han hecho. Armaron el caso Soras sobre hechos ocurridos hace 30 años y usaron a una jueza para que dicte mandato de detención por este nuevo caso, pues, según Galindo, bregar por la libertad de los presos políticos ¡“es bastante peligroso”!

El propio congresista fujimorista Octavio Salazar había dicho en diciembre: “Si han cumplido su condena, no podemos estar creándoles otros delitos. Solo nos queda aceptar”. Pero lo crearon: ese es el caso Soras, plan político reaccionario para impedir libertades e imputar delitos de lesa humanidad que en más de 20 años hasta hoy no han podido probar. Por eso en abril 2013 Galindo reclama su mérito: “Ese es un gran logro de la Procuraduría porque aquí lo evaluamos y lo impulsamos como estrategia de lucha contra el terrorismo”.

Y mostrando su incompetencia declara el 11 de junio: “Aquí se va a aplicar el Código Penal de 1924, vale decir, el decreto legislativo 046. Según lo estipula esta norma, le corresponde pena de internamiento, y esa pena considera una carcelería de 25 años de pena privativa de libertad”. Es decir ¡pide una pena de 25 años cuando los acusados ya cumplieron 25 años encarcelados! Pero añade: “Osmán Morote mantiene su pensamiento violentista y de terror, porque desconoce su responsabilidad penal en la muerte de personas por el accionar de Sendero Luminoso”, “Él es un hombre que cree que se encuentra en el camino correcto. Es más, sostiene que es un procesado político… Entonces, es un hombre muy peligroso para la sociedad peruana”. Eso proclama la derecha: ¡Muy peligroso porque se llama preso político! ¡Muy peligroso por su pensamiento! ¡Muy peligroso porque cree que está en el camino correcto! Por eso es que hasta los libros los prohíben (caso De Puño y Letra y de la revista Vórtice) y sancionan a la profesora Elena Iparraguirre porque mandó una carta rectificatoria a un diario local. ¡Esos son los demócratas de pacotilla del Estado peruano!”

(Junio 2013)

Ante la última audiencia realizada el 19 de agosto del 2016, saludamos la intervención hecha por nuestro Presidente Gonzalo y condenamos el plan político reaccionario del caso Soras contra el Partido Comunista del Perú. Salimos en defensa de nuestra Jefatura y demandamos la libertad de los compañeros que ya cumplieron sus condenas, reafirmándonos en siempre servir al pueblo de todo corazón, defender sus derechos y libertades democráticas y responder junto a él cualquier ofensiva reaccionaria, forjándose en estas luchas para las jornadas a venir.

¡LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS QUE YA CUMPLIERON SUS CONDENAS!



¡CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO!


¡SOLUCIÓN POLÍTICA, AMNISTÍA GENERAL Y RECONCILIACIÓN NACIONAL!


Comité Nacional de Prisioneros Políticos y Prisioneros de Guerra


Previous
Next Post »