Carta de la profesora Elena Yparraguirre al Doctor Julio Magán

Retransmitimos la carta de la profesora Elena Yparraguirre Revoredo esposa del prisionero político doctor Abimael Guzmán Reinoso en la que denuncia las arbitrarias medidas que agravan su situación de aislamiento e incomunicación impuestas por las autoridades de la base naval del callao. 



EXPONE QUEJA Y SOLICITA 
SOLUCIONE ARBITRARIEDAD 
EN PENAL MILITAR BASE NAVAL CEREC

ELENA YPARRAGUIRRE.

Señor Presidente del Instituto Nacional Penitenciario

Doctor Julio Magán

Señor Presidente:

Con todo respeto me presento a Usted, soy la interna ELENA YPARRAGUIRE REVOREDO, esposa de ABIMAEL GUZMÁN REINOSO, ambos detenidos y sentenciados por el llamado delito de terrorismo.

El objetivo de la presente es rechazar las arbitrarias medidas restrictivas recientemente impuestas contra mi esposo que agravan su aislamiento e incomunicación y afectan su ejercicio   pleno a la defensa a la que tiene derecho. Y solicitarle a la vez aclare ante la opinión pública la realidad e interponga sus oficios ante la arbitrariedad de la Marina de Guerra del Perú bajo cuya custodia permanece mi esposo hace 24 años, y se le respete su condición de persona y de adulto mayor.

Tanto mi visita como la de sus abogados fueron, en todo este tiempo, chequeados exhaustivamente sin haber generado incidente alguno, menos aún, cometido falta o delito alguno. Sin embargo, a raíz de la difusión de un video de otro interno con quien mi esposo no tiene ninguna vinculación, se le realizó una requiza por más de tres horas sin que se haya encontrado nada indebido entre sus pertenencias, pero aún así le han impuesto condiciones a la visita de sus abogados violando la estricta reserva de la defensa.

Más grosero aún, en el Canal 2 de televisión se difundió la noticia de que le habrían encontrado un “dispositivo para celular” o “audífonos de celular”, lo cual es totalmente falso, ABIMAEL GUZMÁN REINOSO NO CONOCE NI HA TENIDO NUNCA UN CELULAR NI DISPOSITIVO ALGUNO PARA CELULAR. Ese es otro acto más de difamación que suelen cometer contra nosotros para desprestigiarnos.

Estos hechos me llevan a pensar que se trataría de usar este pretexto para tomar represalias contra mi esposo por haber presentado yo un Habeas Corpus Correctivo contra la administración naval  del  CEREC en que purga su condena.

Por todas estas razones apelo a su autoridad para que aclare la verdad de los hechos y se anule la arbitraria medida impuesta por la Marina contra mi esposo que enfrenta dos décadas y media un régimen penitenciario discriminatorio, ilegal e inhumano.

Es gracia que espero alcanzar por ser de justicia.

Muy atentamente,

Elena Yparraguirre de Guzmán 

Ancón, 15 de junio del 2016.

 


Previous
Next Post »