Prisionero palestino en huelga de hambre puede morir


Ramallah, 24 feb (PL) Mohamed Al Qig, prisionero palestino en huelga de hambre desde hace 92 días detenido en un hospital israelí, puede morir en cualquier momento, aseguran abogados.Según Hiba Masalha, abogada del Comité para Asuntos de Prisioneros de la Autoridad Nacional Palestina, el organismo de Al Qig ya colapsó, por lo cual su ritmo cardiaco es muy bajo, tiene serios problemas de visión y es incapaz de articular palabra.

Presenta además dificultades para respirar y sufre de intensos dolores, añadió.

Según Masalha, los médicos del hospital israelí HaEmek, de la localidad de Afula, donde Al Qig se encuentra bajo detención administrativa, anticipan su fallecimiento en cualquier momento.

El rechazo al arresto administrativo a que es sometido, medida israelí que permite mantener a una persona presa por tiempo indefinido sin acusación formal, constituye la causa fundamental de la huelga de hambre de Al Qig.

La actitud irresponsable de las autoridades de Israel, sostiene Masalha, evidencia su escasa valoración de la vida humana.

Esta semana la oficina del primer ministro palestino, Rami Hamdallah, condenó el arresto administrativo de Al Qig

Su detención sin que sea sometido a juicio pone de relieve las draconianas medidas de Tel Aviv en contra de los palestinos, asegura Jamal Dajani, director de Comunicaciones de Hamdallah.

A inicios de febrero Al Qig rechazó una decisión legal israelí que contemplaba trasladarlo a un hospital de la ocupada Jerusalén Oriental, pero sin finalizar su detención administrativa.

Asimismo, la fiscalía israelí denegó la visita de familiares al detenido alegando que su esposa y hermanos son "peligrosos para la seguridad de Israel".

En varias ocasiones Al Qig manifestó que mantendrá su huelga de hambre hasta que no sea liberado sin condiciones, y enviado a un centro de salud en la Cisjordania ocupada.

Las autoridades israelíes sostienen que Al Qig se encuentra bajo custodia policial por "incitación", trabajar con medios de comunicación afiliados al movimiento palestino Hamas (considerado terrorista por Tel Aviv), y por constituir una "amenaza a la seguridad" (de Israel).

De acuerdo con fuentes locales, Al Qig es uno de los 650 palestinos sometidos a detención administrativa por Tel Aviv, práctica que la ONU y numerosas organizaciones internacionales consideran contraria al Derecho.

rc/mv
fuente Prensa Latina

Previous
Next Post »