BRASIL: LIBERTAD PARA EL CAMARADA IGOR MENDES Y LOS DEMÁS PRESOS POLÍTICOS

La siguiente nota fue publicada en portugués en el número 151 del periódico A Nova Democracia (La Nueva Democracia, Año XIII, N.º 151, primera quincena del mes de junio 2015). La hemos traducido al español para su mayor difusión.



Cartel del Comité Central del PCm-G por la libertad del camarada Igor Mendes y los demás presos políticos de Brasil

Por Emerson Rafael da Fonseca *

http://www.anovademocracia.com.br/151/03.jpg
Ilustración: Alex Soares

La historia de la lucha de clases nos enseña que los revolucionarios siempre han tenido que pagar una cuota para continuar la lucha por su triunfo. Dependiendo de la etapa de desarrollo de la situación revolucionaria, esta cuota se paga con sangre u otras formas, como la privación de la libertad. Lenin ya nos dijo que la cárcel es el hogar de las vacaciones de los revolucionarios. La lucha revolucionaria es curvilínea, con avances y retrocesos. Hay momentos en los que nos movemos hacia adelante y golpeamos al enemigo, y hay momentos en que el enemigo nos golpea. Estar preparado para actuar en todos estos momentos es la clave para no ser cogidos por sorpresa. Y a medida que la lucha popular crece y gana contornos más consecuentes, la reacción se ve obligada a responder más firme e intensamente.
Una de esas maneras, la detención de los militantes, es una práctica constante en el mundo, ya sea en países cuyos regímenes son abiertamente fascistas o aquellos en los que las clases dominantes tratan de mantener sus apariencias democráticas. El encarcelamiento de los líderes políticos es un claro intento de intimidar y frenar la propagación de la  lucha popular revolucionaria. Las olas de arrestos se producen en Alemania, Turquía, India, Grecia, España y Brasil, para nombrar unos pocos países que han sido destacados en los últimos meses.
El encarcelamiento no es solo un asalto a las personas individuales, sino también una forma de invertir en la lucha contra los derechos populares, cualesquiera que sean, y especialmente contra la causa de la lucha revolucionaria por una sociedad justa.
Los métodos cotidianos en nuestro país durante los regímenes fascistas de Vargas y los militares, las detenciones por motivos políticos que se producen hoy en el gobierno del PT, sirven para revelar una vez más cómo este gobierno es tan justo como cualquier sigla del partido único que disputa la gerencia de ese viejo Estado de grandes burgueses y terratenientes sirvientes del imperialismo.

Una respuesta a las jornadas de junio

Después de los días de protestas populares de junio de 2013 y la exitosa campaña del "no van a tener Copa", que sacudió a todo el país, el gobierno antipueblo del PT precisó responder a las movilizaciones populares y mostrar a las clases dominantes su voluntad de defender sus intereses. Se desencadenó una ola de hostigamiento y detenciones de activistas, contando, por supuesto, con la ayuda de los gobiernos estatales, locales y todas las instancias del poder judicial.
En Río de Janeiro, donde la persecución de los movimientos populares independientes y militantes fue más intensa, 23 activistas hoy responden un proceso de conspiración. Como objetivo principal del proceso, al Frente Independiente Popular (FIP-RJ) se le considera una "banda armada". Esta es una acusación falsa y un intento de deslegitimar lo que es en realidad un frente de varias organizaciones que se han unido en torno al clasismo y el rechazo a la farsa electoral. Las plenarias de la FIP están siempre abiertas y en los lugares públicos, donde todos los presentes tiene derecho a voz y voto. La persecución de la FIP y sus organizaciones componentes revela hechos importantes:

1) que la política de acoso tiene objetivos claros para frenar el derecho de manifestación y el derecho de organización;
2) que la política de persecución para el futuro tiene objetivos bien establecidos: los movimientos y organizaciones que están fuera del molde del gobierno y rompen con toda esa vieja forma de activar en el movimiento popular a través de ofertas y traiciones de la lucha del pueblo.
Probablemente su crimen es defender el boicot de la farsa electoral y el derecho del pueblo a rebelarse.

Seis meses más de una arbitrariedad

De los 23 activistas procesados, dos están fuera de control (Elisa Marcos y Karlayne Moraes) y uno está detenido hace casi seis meses en Bangu (Igor Mendes). Los tres tenían nuevas órdenes de arresto supuestamente por no haber respetado las medidas cautelares. Estos arrestos representan una privación de los derechos políticos.
A lo largo de las audiencias, en varias ocasiones, los abogados presentaron pruebas de la ilegalidad de la detención, claramente ignoradas por el poder judicial.

Igor Mendes es preso político

Claramente elegido a dedo por el juez Flavio Itabaiana, porque el joven es descrito en la investigación infame que condujo a su detención, como líder de los "actos violentos" ocurridos en las manifestaciones de Río de Janeiro. Igor representa desde su encarcelamiento a todo la juventud que se levantó en junio, y por qué no, a toda la juventud revolucionaria de nuestro país, ya que el joven siempre ha sido un partidario convencido de la necesidad de una revolución en Brasil, dedicando toda su defensa para esta causa.
Durante estos seis meses, Igor Mendes se ha convertido en el preso político más importante del país.
En primer lugar, por su firme y altiva postura, siendo un ejemplo para todos los jóvenes luchadores y revolucionarios, no sólo para la generación actual y las generaciones futuras que pueden reflejarse en su ejemplo. Los gestos de sus puños apretados que profesan la consigna histórica antifascista "no pasarán" durante las audiencias, ya hablan por sí solas. Se demostró la firmeza inquebrantable del revolucionario, incluso dentro de la guarida del enemigo.
Y segundo, porque su detención es un claro intento de intimidar no solo a los jóvenes del Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR) y el FIP-RJ, organizaciones en las que él milita, sino a todo los jóvenes revolucionarios, democráticos y progresistas brasileños.
Por esa razón, defender su libertad es defender la rebelión justa de la juventud de las jornadas de junio, es defender el derecho del pueblo a luchar, es defender a los jóvenes campesinos que se dedican a la lucha por los derechos a la tierra, es defender a los jóvenes de los barrios pobres que se rebelan contra la violencia policial, y lo más importante, es argumentar que luchar no es un crimen.

¡Libertad para todos los presos políticos!

Junto con la orden de detención de Igor Mendes, Elisa Marcos y Karlayne Moraes también tienen su libertad restringida, pero los dos no han caído en las garras del Estado, viven en la clandestinidad. Los otros 20 procesados continúan con sus derechos políticos revocados, prohibidos de salir de la región y unirse a cualquier manifestación política. Caio Silva y Fabio Raposo, más allá de estas medidas arbitrarias, están obligados a llevar tobilleras electrónicas. Defender a cualquier activista perseguido por el viejo Estado es deber de todos los movimientos populares, los intelectuales honestos, progresistas y demócratas.
Además de ellos, Rafael Braga, otro perseguido las jornadas de junio, permanece en prisión, condenado a la realización de limpieza durante una manifestación en 2013.

¡Rebelarse es justo!

Y cada día que pasa, a medida que aumenta el número de detenciones, las políticas de acoso, los asesinatos de campesinos, las masacres indígenas de las personas en los barrios pobres y el recorte de derechos conquistados por los pobres a través de mucha lucha, el gobierno reaccionario del PT nos da ejemplos de cuán acertada es la frase pronunciada por Igor Mendes en una de las cartas escritas por él en la cárcel: "Voy a salir aquí más convencido de que Brasil necesita una gran revolución."

* Emerson Raphael Oliveira da Fonseca es un estudiante de historia en la UERJ (Universidad del Estado de Río de Janeiro).  Preso en vísperas de la Copa Mundial de la FIFA en julio de 2014, es actualmente uno de los 23 activistas perseguidos políticos en Río de Janeiro
.
Previous
Next Post »