¡NO A LA PERSECUCIÓN POLÍTICA! ¡SOLIDARIDAD CON EL MOVADEF Y DEMÁS PERSEGUIDOS POLÍTICOS!

¡NO A LA PERSECUCIÓN POLÍTICA!

¡SOLIDARIDAD CON EL MOVADEF Y DEMÁS PERSEGUIDOS POLÍTICOS!

El   9 de abril del 2014,  en un operativo desproporcionado y sorpresivo, se ordenó la captura de  34 personas por ser supuestamente dirigentes y activistas de la organización política Movadef, acusados, según el ministro del Interior, Walter Albán, de “pertenencia a una organización terrorista y el financiamiento al terrorismo con dinero proveniente del narcotráfico". Todas esas personas desenvolvían su labor legalmente, con trabajo y domicilio conocidos, en las que destacaban 5 abogados, 6 jóvenes (de ellos 4 mujeres), un conocido cantautor, 8 profesores y otros obreros y trabajadores, incluidos algunos que ni eran miembros del Movadef. El escandaloso operativo contra personas que en su mayoría eran de la tercera edad (el Dr. Fajardo acababa de salir de un estado de coma) se desbarató a los 15 días cuando el juzgado dictó prisión preventiva solo para 6 personas acusadas del “delito” de tener gran cantidad de documentos políticos, incluida una joven artista por el supuesto hecho de ¡haberse tragado un chip telefónico! al momento de su captura.

Desde el inicio, los procesados rechazaron estas imputaciones por ser falsas y significar una persecución política por defender derechos fundamentales del pueblo y plantear una amnistía general para civiles, militares y policías.

Aunque dicha redada fue aplaudida por la mayoría de los medios de comunicación, la verdad se fue abriendo paso y hubo numerosas voces que rechazaron la misma como recordaremos a continuación.

El periodista Gustavo Gorriti en Caretas Nº 2330 la llamó “efectista y desacertada” y se preguntaba “¿hay algún peligro real, nuevo, inminente? ¿Hay algo que no se conozca? Hasta donde he podido ver, no hay nada que no se haya sabido una y cien veces.” “no tiene sentido” “¿Existe alguna prueba, luego de todas las investigaciones, de que se esté organizando a esos jóvenes desorientados, hacia la violencia, que se los esté preparando para la insurrección? Ninguna. No la hay en ninguno de los documentos que explican y justifican esa operación.”  

También el exministro Fernando Rospigliosi afirmó que el golpe al Movadef era una cortina de humo, “maniobra propagandística del Gobierno … desproporcionada …”;Juan Sheput, dirigente de Perú Posible señaló que “era un exceso … una farsa” y que “la peor torpeza radica … en negarse a negociar con ellos o impedir que se introduzcan a la legalidad”; César Lévano, director del diario La Primera, la llamó “tremenda cortina de humo” y escribió que “la redada … si no es un torpe recurso psicosocial, puede ser el preludio de una vasta represión macarthista”; César Hildebrandt, director de Hildebrandt en sus trece, rechazó la “fallida pesquisa”; el periodista Álvarez Rodrich dijo que espera “que quede claro que en el Perú no se persigue a nadie por sus ideas sino por sus acciones de terrorismo”; en Perú 21 Dardo López-Dolz anticipó “que una captura y denuncia carentes de solidez metodológica, policial y jurídica se desmoronarían como arena de playa al secar.”; la periodista Cecilia Valenzuela registró el fracaso del “deficiente operativo”, dijo que fue “un tiro por la culata” y afirmó que “La última encuesta de Ipsos Perú revela que el 22 % de la población piensa que el Movadef es un movimiento independiente que no forma parte de SL”. Y el abogado Marcos Ibazeta señaló que “la Fiscalía acusó sin pruebas contundentes”, “que en algunos casos no hay indicios sólidos” y que “Ojalá no hayan detenido a estas personas solo por compartir ideas con el Movadef  y Guzmán”. Similarmente el Dr. Isaac Humala, padre del Presidente de la República, señaló que la “detención es totalmente arbitraria”.

Añadir a esto que las encuestas al respecto hechas en abril por dos diarios, La República y Trome, dieron resultados ampliamente favorables a la libertad de los detenidos.
                                                                                                        
El pretexto usado es que el  Movadef "es lo mismo que Sendero" como acusa la Fiscalía y por tanto es una organización "terrorista" y sus miembros como los doctores Fajardo, Crespo y Gamero, así como los jóvenes activistas, obreros, trabajadores, intelectuales, son "terroristas". Pero basta ver los objetivos políticos de esa organización para desbaratar los "argumentos" de los acusadores. El Movadef nunca se ha planteado luchar por el comunismo, ni hacer la revolución en el Perú como es el objetivo del PCP. Lo que ha planteado es luchar por amnistía general de civiles, policías y militares y por derechos fundamentales del pueblo,  participar políticamente de acuerdo a la Constitución peruana y no han hecho ni planteado acto de violencia alguno. Y sobre la financiación del Movadef por el terrorismo y el narcotráfico es una imputación de un colaborador eficaz que nunca se probó  porque es falsa y fue desbaratada por las propias autoridades militares de la Base Naval del Callao como bien lo recordó el periodista Gustavo Gorriti. Lo que la Fiscalía y acusadores toman es que se guía por la ideología del proletariado pero eso no es razón valedera alguna pues el marxismo no está prohibido y lo puede asumir cualquier sindicato u otra organización. Lo que no se quiere decir, y es lo que está en el fondo, es que se persigue por ideas, por opinión, por organizarse políticamente.

                Lo único que han mostrado son unas brevísimas anotaciones a una resolución judicial que suponen son del Dr. Guzmán. De ser así ¿no puede subrayar un texto u opinar sobre algo por el hecho de estar detenido? ¿no puede conversar con sus abogados sobre temas de los que se le acusa? ¿no es una negación total al derecho de defensa? Por supuesto que sí, es persecución política en toda la regla y por eso fueron detenidos los tres abogados dejando sin defensa al Dr. Guzmán.

                Posteriormente el poder judicial dispuso la libertad de la mayoría de procesados y solo 6 quedaron detenidos. Y después, ante la apelación presentada, el 5 de agosto, los 6 detenidos restante fueron liberados por disposición de la Sala Penal Nacional para seguir el juicio en libertad como debió procederse desde un principio.

                Pero la grita de la derecha y ultraderecha no se hizo esperar. Presionando burdamente para que nuevamente sean encarcelados, el propio Presidente Humala expresó su “preocupación profunda por el fallo”, el Presidente del Poder Judicial pidió a la OCMA que “indague con carácter de urgencia la conducta de los magistrados”, Keiko Fujimori habló  de “jueces descarados que liberan terroristas”, la primera ministra Ana Jara llamó a “rechazar fallos judiciales como éstos”, el ministro Urresti dijo que perjudica la pacificación del país, el torpe e incapaz procurador Galindo acusó a los jueces de “tener alguna simpatía, acercamiento o pensamiento relacionado” con el terrorismo. En cambio hubo otros que defendieron la resolución judicial y la independencia del Poder Judicial.

                Es en esta situación que el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial en una medida vergonzosa, dispone la remoción de los jueces con el beneplácito de Ollanta Humala y la derecha recalcitrante, demostrando una vez más la injerencia del Poder Ejecutivo y la sumisión de algunos representantes del Poder Judicial encabezados por el Dr. Enrique Mendoza. Esto ha sido rechazado por una gran cantidad de juristas y demócratas en general que advierten la inseguridad jurídica en el país.

                Así, la Asociación Nacional de Magistrados ya ha denunciado estos hechos a la Federación Latinoamericana de Magistrados y a la Unión Internacional de Magistrados, órganos consultivos de la OEA y la ONU, rechazando que se denigre públicamente a jueces que acababan de ser condecorados por el propio Consejo Ejecutivo del Poder Judicial. La Asociación de Jueces para la Justicia y la Democracia advirtió que esto “afecta los principios de autonomía e independencia de la función jurisdiccional, pudiendo constituirse en peligroso precedente”; el Dr. Javier Valle Riestra dijo que es una “resolución aberrante” y que la decisión de excarcelar a los miembros del Movadef honra al Poder Judicial; el expresidente del Poder Judicial Dr. Villa Stein criticó duramente al Dr. Mendoza por remover a los jueces pues “no le corresponde valorar pruebas”; el Dr. Marcos Ibazeta criticó la “cuestionable resolución” pues no pueden actuar una sanción de este tipo; la magistrada Luz Marina Guzmán por este hecho solicitó al Consejo Nacional de la Magistratura abrir investigación preliminar al Dr. Mendoza lo que está siendo evaluado por este organismo; el Dr. César Nakazaki señaló que la revocación de prisión preventiva era correcta y rechazó la medida de remover a los jueces; el Instituto de Defensa Legal también condenó la “clara vulneración de la independencia judicial”, el periodista Álvarez Rodrich condenó la perpetración de “uno de los mayores destrozos recientes a la institucionalidad jurídica del país.”

                Más aún, en una carta de protesta sin precedentes enviada a los jueces de la Corte Suprema, los jueces de la Sala Penal Nacional expresaron que “Constituye un deber y un derecho del magistrado defender su independencia como piedra angular del ejercicio de su función jurisdiccional, la cual no puede estar sometida a poderes fácticos ni interferencia alguna, por lo que invocamos a la Sala Plena de la Corte Suprema, como máximo órgano deliberativo de este poder del Estado, a defender sus fueros". Y aunque finalmente el Consejo Ejecutivo, ante la creciente protesta, dejó sin efecto la remoción de los jueces, la presión derechista ha  proseguido con declaraciones como la del Fiscal de la Nación que saludó la remoción de los magistrados, o la del comandante Oscar Arriola, uno de los jefes de la Dircote que sin ninguna prueba y suelto de huesos dijo que “Movadef es rojo y sangriento, que está esperando el momento adecuado para reiniciar la lucha armada”, o la del ministro Urresti que afirma que “Sendero Luminoso es Movadef. No hay ninguna diferencia” y que se prepara para “en 25 a 30 años reiniciar la lucha armada”. ¡Puras palabras y ninguna prueba real porque no existe! ¿Y a quién se le puede acusar de lo que supuestamente hará dentro de 30 años? ¡Lo único que queda claro es que hay una persecución política que niega las libertades de pensamiento, de expresión y de organización política garantizadas por la Constitución peruana!

                Por ello el rechazo a las medidas antidemocráticas ha continuado con opiniones como las del constitucionalista Alberto Borea que afirma que lo de Movadef "fue un caso muy penoso, ... no me imaginaba al Presidente de la Corte Suprema ... realizando ese tipo de actuación", critica a "fiscales que se la pasan meses en investigación preliminar sin hacer bien su tarea y luego para quedar bien, denuncian a todo el mundo", que la prisión preventiva se está usando "como una suerte de mascarada para esconder la incapacidad de los fiscales, como arma política para descalificar a los adversarios" y reafirma lo que dice el IDL: "el juez quiere evitar que la prensa le meta un periodicazo y lo lapide y por eso dicta la orden de prisión preventiva a las personas". También el Dr. Valle Riestra denuncia que fiscalías y jueces “actúan vesánicamente denunciando, procesando y condenando sin indicios o sin pruebas suficientes”, plantea depurar “a ese cuerpo autocrático e inquisidor” y reitera que “los indultos, las gracias y las amnistías deben abrirse campo y defenderse como una compensación democrática.” El jurista César Landa aseguró que los jueces han abusado al dictar órdenes de prisión preventiva que no cuentan con la debida imparcialidad y demuestran que se deben a presiones mediáticas y/o políticas y que "La ciudadanía tiene la percepción de que solo hay justicia para los poderosos". El Dr. Carlos Rivera, del IDL, dice que "en muchos casos mediáticos los magistrados ... optan por dictar una medida que responde a un cargamontón de argumentos que carecen de base legal y generalmente se apoyan en prejuicios extrajurídicos.” El decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), Mario Amoretti Pachas, ha cuestionado duramente la labor del presidente del Poder Judicial, Enrique Mendoza, y lo emplazó a dar explicaciones por los abusos que los jueces vienen cometiendo, “Uno de estos abusos se grafica en la emisión a diestra y siniestra de las detenciones preventivas en claro abuso de los derechos de la presunción de inocencia de los acusados”. Esto se aprecia también claramente en la persecución desatada a diversos gobiernos regionales y otras organizaciones.

                Así, vemos que las medidas injustas y antidemocráticas, que en los hechos configuran una persecución política y negación de derechos fundamentales, están siendo ampliamente rechazadas por sectores democráticos no solo del país sino también del extranjero. Los Prisioneros Políticos del Perú expresamos una vez más nuestra condena a la persecución política contra comunistas, marxista-leninista-maoístas, pensamiento gonzalo; que se ha extendido a demócratas y opositores al régimen actual y nuestra solidaridad con los perseguidos del Movadef y demás perseguidos políticos, incluidos exprisioneros políticos, y llamamos a las organizaciones y personalidades del pueblo a seguirse pronunciándose en defensa de los derechos fundamentales que están siendo conculcados. Alertamos a la opinión pública que ante la carencia de pruebas y fundamentos, los sectores más retrógrados del país cargados de odio y venganza, a través de la Dircote y la Fiscalía Antiterrorista vienen preparando otras falsas pruebas para proceder a nuevas detenciones abusivas e ilegales. Nos reafirmamos en el derecho a reincorporarnos a la sociedad, a participar de la vida política del país y a seguir bregando por una solución política, amnistía general y reconciliación nacional por los hechos ocurridos en la guerra interna iniciada en 1980.


    COMITÉ NACIONAL DE PRESOS POLÍTICOS Y PRISIONEROS DE GUERRA DEL PERÚ


                                                                                                                                             Agosto del 2014
Previous
Next Post »