¡¨Memorias desde Némesis¨, ejemplo vivo de consecuencia revolucionaria en servicio del pueblo!

¡¨Memorias desde Némesis¨, ejemplo vivo de consecuencia revolucionaria en servicio del pueblo!
¡Por el derecho de los comunistas a existir!

      El Comité Nacional de Prisioneros Políticos y de Guerra del Perú saluda con inmenso júbilo revolucionario el nuevo libro del Doctor Abimael Guzmán Reinoso y la profesora Elena Yparraguirre Revoredo, "Memorias desde Némesis", difundido por las redes sociales, en momentos de dura persecución política contra comunistas, revolucionarios y luchadores sociales por defender la ideología del proletariado y los derechos fundamentales del pueblo.

     Asumimos  con gran responsabilidad la necesidad de su estudio, aprendiendo de la invalorable experiencia de la vanguardia del proletariado plasmada en el proceso de Reconstitución del PCP, que el mencionado libro abarca amplia y profundamente. Es ejemplo vivo, probado en la práctica revolucionaria, de la aplicación creadora de la inmarcesible ideología del proletariado, el marxismo-leninismo-maoísmo, a la realidad de la revolución peruana.

      Asumimos con decisión las consignas planteadas ¡Contra la persecución política macartista e inquisitorial desatada en el Perú! y ¡Por el derecho de los comunistas a existir!, planteamientos justos y certeros cuando en el país se desenvuelve una abierta persecución de las ideas y derechos fundamentales como el de libertad de expresión, de organización política, de defensa legal que aplican contra comunistas, revolucionarios, luchadores sociales y organizaciones populares.

      Recordemos que el macartismo fue un movimiento contrarrevolucionario de delaciones, procesos irregulares y listas negras de sospechosos de "comunismo" en los Estados Unidos de los años 50 del siglo pasado que censuró 30 mil libros, persiguió a sindicalistas y destacadas personalidades de la intelectualidad, despidió a miles y llegó hasta la ejecución de destacados científicos sospechosos de simpatizar con el comunismo. Y recordemos también que fue la “santa” Inquisición que, en nombre del cristianismo, persiguió a la herejía durante 300 años desde el siglo XV desatando una “caza de brujas” que mató decenas de miles de personas con acusaciones falsas y arrancadas con la más salvaje tortura, quemándolas vivas por no pensar como quería la Iglesia.

      Esa persecución macartista e inquisitorial es la que está aplicándose en el Perú contra los comunistas, revolucionarios y luchadores sociales, llevada adelante por el gobierno derechista de Ollanta Humala que, ante su creciente desprestigio y aislamiento, ha montado una nueva campaña siniestra para acusar falsamente de ”terroristas" a abogados defensores de los derechos fundamentales, a artistas del pueblo, a jóvenes activistas revolucionarios, a obreros, maestros y otros trabajadores clasistas, a luchadores sociales y organizaciones populares (caso La Parada, mineros informales, campesinos de Cajamarca, profesores del Sutep, etc.), persiguiendo así a todo el que cuestiona su orden explotador capitalista, persiguiendo ideas, negando libertad de organización política, libertad de expresión, derecho de defensa, beneficios penitenciarios, derecho al trabajo.

      La persecución a los activistas del Movadef con la burda acusación de ”financiamiento del narcotráfico” no resiste la mínima prueba. Su objetivo es escarmentar para que nadie se atreva a protestar y cuestionar su falsa democracia, muy especialmente contra los comunistas y los presos políticos a los que se impide salir de prisión pese a que ya han cumplido sus penas. Por eso en la persecución al Movadef incluyen a 10 prisioneros y aplican traslados y aislamiento mayor a los presos políticos.

      ¿Pero de qué hecho terrorista pueden acusar a jóvenes que ni habían nacido durante la guerra interna y que se han atrevido a asumir la lucha por amnistía general y a defender el pensamiento gonzalo dentro de lo establecido por la Constitución peruana? ¿o a abogados mayores de 60 años por el solo hecho de ejercer su tarea de defensa? ¿o a artistas que cantan al pueblo? Eso es persecución por ideas aquí y en cualquier parte del mundo. Por eso organizaciones de derechos fundamentales y organizaciones populares del mundo están pronunciándose para frenar y acabar con esta campaña reaccionaria.

      Agradecemos profundamente las diversas muestras de personas democráticas y de organizaciones populares, incluido muchos periodistas, que han cuestionado como “cortina de humo” y “persecución” a estos acciones antidemocráticas. Llamamos a los sectores realmente democráticos a seguir pronunciándose y defender el derecho a expresarse libremente, a organizarse, a ejercer el derecho de defensa, dentro de lo establecido por las normas legales.

      En el Perú la guerra interna terminó hace más de 20 años. Hemos planteado y lo seguimos haciendo, la necesidad de una solución política a los problemas derivados de la guerra, una amnistía general para civiles, militares y policías y marchar a una auténtica reconciliación nacional. Basta de odios y venganzas, hasta la Biblia plantea liberar a los presos cada cierto tiempo y reconciliarse. Eso no significa que abandonemos nuestro servicio desinteresado al pueblo pero lo hacemos en las nuevas condiciones que vive la sociedad peruana. Que el libro Memorias desde Némesis sirva también a abrir los ojos de quienes desde la derecha se niegan a ver la historia y solo priorizan apetitos desenfrenados para seguir cabalgando sobre los hombros del pueblo.

¡Memorias desde Némesis, ejemplo vivo de consecuencia revolucionaria en servicio del pueblo!
¡Abajo la persecución macartista e inquisitorial en el Perú!
¡Por el derecho de los comunistas a existir!
                                                                                                                                                                                                                     
Abril del 2014    

Comité Nacional de Prisioneros Políticos y de Guerra del Perú

ENLACE:

http://es.scribd.com/doc/221215417/Memorias-desde-Némesis
Previous
Next Post »