Nuevo juicio a Abimael Guzmán no beneficia en nada al país, afirman



Nuevo juicio a Abimael Guzmán no beneficia en nada al país, afirman
RPP. Domingo, 19 de Enero 2014

Créditos: EFE
"Es un contrasentido. No tiene razón de ser pues está condenado a cadena perpetua", afirmó el congresista Yehude Simon.
Al cabecilla terrorista Abimael Guzmán y la cúpula senderista "no beneficia en nada" al Perú, sostuvo el legislador y líder del Partido Humanista Yehude Simon, quien consideró que el país debe centrar su atención en los próximos días en el fallo de La Haya.
El lunes 20 de enero, comenzará un nuevo proceso contra Guzmán por el atentado, ocurrido el 16 de julio de 1992 en la calle Tarata, en el distrito limeño de Miraflores, que tendrá lugar en la sala de audiencia de la Basa Naval del Callo. Unas 25 personas murieron en este acto criminal.
"Es un contrasentido. No tiene razón de ser pues está condenado a cadena perpetua. No entiendo porque levantamos constantemente estos temas que traen imágenes de dolor a la población, además de darle (espacio) a los terroristas para declarar ante la prensa", subrayó.
Simon advirtió que de esta manera se da ´publicidad gratuita´ a los terroristas, puesto que la condena de cadena perpetua dictada contra el cabecilla terrorista no puede ser revisada ni cambiada.
La diligencia estuvo programada para el 15 de enero, pero fue postergada a solicitud de la defensa de los 11 involucrados. Alfredo Crespo, abogado de Guzmán y de Elena Iparraguirre, dijo que los principales dirigentes senderistas debían estar presentes en el proceso.
ANDIN

Jueza determina que cúpula senderista seguirá en prisión
Larepública.com. Martes, 21 de enero de 2014
Historia. El atentado de la calle Tarata, el 16 de julio de 1992, provocó muerte y desolación en el centro de Miraflores, con 25 muertos, 150 heridos y millonarios daños materiales.
Decisión. Magistrada señala que el caso aún no ha prescrito y corresponde prisión preventiva para 11 de 13 procesados, acusados de ser autores mediatos del atentado de la calle Tarata. Fiscal los acusó también de tráfico ilícito de drogas.
Gabriel Mazzei M.
Nunca más oportuna la frase "la justicia tarda pero llega" para calificar el inicio del juicio oral por el atentado de Sendero Luminoso en la calle Tarata, Miraflores, donde murieron 25 personas y 150 quedaron heridas la noche del 16 de julio de 1992.
Ayer, en el marco de la audiencia pública por este caso, la jueza del Segundo Juzgado Penal Nacional, Mercedes Caballero García dictó prisión preventiva contra los principales integrantes de la cúpula senderista mientras siga en curso el proceso judicial.
Serán juzgados por este caso Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre, Óscar Ramírez Durand, Osmán Morote, Edmundo Cox Beuzeville, Laura Zambrano, Margie Clavo Peralta, Margot Liendo Gil, Florentino Cerrón Cardoso, María Pantoja Sánchez y Florindo Flores Hala "camarada Artemio".
Tras cuatro horas de audiencia, la magistrada sustentó su decisión en que los procesados pueden darse a la fuga y poner en peligro el juicio.
Esto pues si bien Abimael e Iparraguirre sufren cadena perpetua, otros como Osmán Morote están próximos a cumplir sus condenas y podrían quedar en libertad en cualquier momento.
Además, la juez estableció que el presunto delito por el atentado "aún no ha prescrito", en respuesta a la defensa legal de Abimael Guzmán.
Solo para los procesados Moisés Límaco Huayascachi y Elizabeth Cárdenas Huayta, el juzgado no encontró fundamentos que acrediten una eventual fuga, por lo que seguirán el proceso bajo comparecencia.
Cárdenas se encuentra enferma, pero Límaco sí está próximo a cumplir condena y es un importante mando senderista.
La jueza rechazó el pedido de prisión preventiva en el extremo de la acusación fiscal por tráfico ilícito de drogas por carecer aún de material probatorio.
Los cargos
La fiscal de la 3ª Fiscalía Supraprovincial Penal, Jhonny Soto Jiménez, responsabilizó a los mencionados procesados de integrar el Comité Central de Sendero Luminoso y ordenar la ejecución del atentado en Tarata en 1992.
También los acusó de cobrar cupos al narcotráfico durante los años 1985-1995 en la zona del Huallaga. Sobre Tarata, recordó que si bien existe una condena a los autores materiales del hecho, los autores intelectuales o mediatos aún no están penados.
"Hay testigos claves y documentos que evidencian que las decisiones de alta envergadura, como los atentados con cochebomba, eran autorizadas por el Comité Central de SL. Este comité era una organización construida jerárquicamente y con estricta disciplina", señaló Soto.
Recordó además que el propio Abimael Guzmán reconoció ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación que fue un "craso error" el atentado.
Sobre narcotráfico indicó que diversos testigos han señalado que SL "cobraba 40 mil dólares a los narcotraficantes y vigilaban los vuelos de drogas de Perú a Colombia, cobrando hasta 19 mil dólares".
Abimael Guzmán y el resto de la cúpula senderista escuchó en silencio a la fiscal y la decisión de la jueza y se excusaron de prestar sus descargos.
Víctima: otro juicio para qué
Vanessa Quiroga, que a los cinco años de edad perdió una pierna en el atentado de la calle Tarata, pidió que se imponga una adecuada reparación civil para ella y para las 150 víctimas, declaró a La República.
"No sé para qué más juicios si las víctimas no reciben el apoyo necesario. A mí el Estado me dio una reparación de S/. 10,000 y nada más. Yo no necesito ese dinero, lo que necesito es una prótesis ortopédica gratuita cada vez que la necesite y cada una cuesta como 7,000 soles", anotó.
"Han pasado más de 20 años del atentado y poco me importa, pues no se avanza en nada. No entiendo para qué otro proceso. Abimael Guzmán ya tiene cadena perpetua. Qué más le van a dar. Se dice que lo que se quiere es alargar el proceso de los reos q están por cumplir sus condenas y me parece bien. Pero ¿no les debieron dar más años antes?", cuestionó.
En cifras
25 personas murieron tras la explosión en Tarata.
150 personas resultaron heridas.
S/. 3 mil mlls. sería el daño material.
Previous
Next Post »