AGRESIÓN A PRISIONERAS DE CHORRILLOS



A LA OPINIÓN PÚBLICA

I. Denuncio el operativo policial militarizado de la Dircote ordenado y montado por el actual presidente del Inpe contra 40 mujeres desarmadas más 2 bebés.

II. Es abusivo, ilegal, vejatorio y humillante. Han incursionado a la carrera desde la puerta principal hasta las celdas del tercer piso del pabellón "B", profiriendo a gritos agravios a nuestra condición de mujeres y de ciudadanas con derechos. Han sido 100 efectivos policiales vestidos de civil provistos de armas y cámaras ocultas, protegidos por aproximadamente unos 150 uniformados Goes, hombres y mujeres, éstas con guantes quirúrgicos a más de todos con sus "armas de reglamento", escudos y chalecos antibalas. ¡Desproporcionado y evidente provocación!

III. Se han ensañado contra quienes gestionan su derecho a la liberación condicional, entre ellas Maritza Garrido Lecca cuyo expediente ya estaba observado ante la presión gubernamental, a la compañera Margot Liendo de 61 años, víctima de la masacre de Castro Castro, el 92, nunca indemnizada pese a sentencia de la CIDH, con 22 años de prisión efectiva.

IV. Todo en aplicación de las frases oficiales del Presidente de la República y otras altas autoridades, referente a que "yo me encargaré que no salga ningún terrorista" autoerigiéndose en un absolutista sin Dios ni ley.

V. Dejo constancia que durante estos años hemos mantenido con las autoridades trato correcto y de respeto mutuo. También en esta oportunidad hemos actuado así. Conversamos en buenos términos con el Jefe de Seguridad del Inpe, en presencia de la Delegada General, funcionario quien también respetuoso garantizó de palabra que los objetivos eran drogas, alcohol y artefactos prohibidos, lo que acordamos acatar y contribuir aún más con el orden de la supuesta requisa. En medio de esta intervino la Dircote y a partir de allí desconocieron todo, ley, delegaturas, respeto, todo, pese a también haber tratado con quien supuestamente era el Jefe de Dircote pasaron a desenvolver los excesos cometidos.

VI. La respuesta de las prisioneras fue defendernos con nuestra palabra, explicar nuestra posición mantenida desde 1993, que la guerra popular terminó, reiterando que nada tenemos que ver con los anti maoístas del VRAE y que estamos por actuar políticamente dentro del artículo 35 de la Constitución Política vigente, amparándonos en ella en cuanto a la libertad de pensamiento.

VII. La parte más recalcitrante de la reacción peruana reaviva los momentos más negros de la historia de la humanidad al no tolerar las ideas cuestionadoras de "lo establecido", por eso persiguen a los marxistas-leninistas-maoístas del Perú, pretenden desaparecer al PCP y extinguir a sus componentes, familiares, abogados, amigos o simpatizantes. Esto es ignominioso, las ideas se combaten con ideas no con represión.

VIII. Lo hecho el jueves 24 de junio de 5 a 5 horas contra 40 mujeres desarmadas y poniendo en zozobra a más de 200 prisioneras de este penal divide en vez de reconciliar, esto perpetúa la represión en vez de amnistiar a todas las partes, esto militariza en vez de dar una solución política por la cual seguiremos bregando junto al pueblo.

Elena Yparraguirre Revoredo

Chorrillos, 27 de junio del 2010
Previous
Next Post »